“SÓLO IBÉRICO” DOCUMENTAL

Documental “Sólo Ibérico” sobre la cría de la mejor de las carnes hispánicas, problemas al que se tiene que enfrentar este sector, así como otros secretos del exquisito mundo del jamón ibérico. Todo ello relatado por los mejores profesionales. El Jamón Ibérico, arte y tradición.

comprar-jamon-iberico-5-jotas

¿PREPARADO PARA RECIBIR TU CESTA DE NAVIDAD Y AL JAMÓN IBÉRICO? TE CONVERTIREMOS EN EL MEJOR CORTADOR.

Acabamos de decir adiós al verano y ya somos muchos los que tenemos la vista puesta en la próxima Navidad. ¿Qué le vamos a hacer?… ¡Nos encanta el jamón ibérico! y esas fechas tan entrañables. A unos meses vista ya salivamos al imaginar esa cesta de Navidad que nos va a regalar nuestro jefe por haber hecho un trabajo impecable ¡Una exquisita recompensa por un trabajo bien hecho! Ahora ha llegado la hora de comérselo y saborearlo junto a familia y amigos. Pero, ¿conoces cómo debe ser cortado un buen jamón ibérico para sacarle el máximo partido? ¡Atento a este vídeo! y conviértete en el mejor cortador con el maestro Severiano Sánchez y el Jamón Ibérico Cinco Jotas… Que tu cesta de Navidad no te coja por sorpresa. 😉

comprar-jamon-iberico-5-jotas

 

TIPOS DE MARIDAJE DEL JAMÓN IBÉRICO

El vino y el queso forman una pareja gastronómica perfecta, convirtiéndose en el plato estrella de cualquier cena improvisada. Y como no, otro elemento indispensable dentro de este maridaje es el jamón.

Los expertos aseguran que el maridaje entre vino y queso es un tema complejo ya que la grasa del queso enmascara los aromas y sabores del vino. No obstante, cualquier vino tomado con queso suele resultar muy agradable. Por ende queso, jamón ibérico y vino suele resultar una mezcla que nunca falla.

Es recomendable que el queso y el jamón se presenten diferenciados en dos platos, como dos tapas. Además, es aconsejable que la tabla del queso se componga desde el más suave al más fuerte.

La máxima de maridados con vino es potenciar los matices de estos productos y apreciar así mucho más los sabores de ambos.

La tradición del maridaje del jamón ibérico de bellota y del vino viene de lejos, pero no es solo una cuestión de costumbres, en el fondo, son aspectos científicos relacionados con características concretas de estos productos los que fundamentan esta armonía.

PARTES DEL JAMÓN IBÉRICO PARA CONSUMO

No todas las partes del jamón ibérico son iguales. Multitud de matices de textura, sabor y jugosidad diferencian de forma notable unas de otras. Mostramos a continuación las partes fundamentales y sus principales características:

MAZA
Es la zona más jugosa, más sabrosa y con más compuestos aromáticos. De ella se extrae la mayor cantidad de lonchas. Si el consumo de la pieza se va a realizar de forma rápida, se recomienda iniciar el corte del jamón por la maza.

CONTRA
De carne más curada que la maza, presenta un corte más dificultoso, obteniéndose igualmente lonchas más pequeñas.

PUNTA
Es sabrosa por su alto contenido en grasa infiltrada, aunque a veces puede destacar el punto de sal.

BABILLA
Esta parte del jamón está más curada que la maza, de ahí que sea menos jugosa, si bien presenta aromas más sutiles. Si el jamón no se va a consumir rápidamente en unos días, se recomienda comenzar a cortar el jamón por aquí, evitando así que esta zona resulte el final del consumo de la pieza demasiado seca.

CODILLO O JARRETE
Es la parte del jamón más dura y fibrosa. Se suele cortar en tacos para preparar tapas o guisos.

CAÑA
Al igual que el codillo, es una zona muy fibrosa, por lo que su uso en forma de tacos suele ser la habitual.

Ahora sólo queda deleitarse en el sabor de cada una de ellas con el consumo de un buen jamón ibérico.

CÓMO CONSUMIR EL JAMÓN IBÉRICO

La textura y la intensidad de matices del jamón ibérico se ven potenciados cuando se consume a temperatura ambiente, entre 21 y 24ºC. En estas condiciones, la grasa infiltrada, en la que residen gran parte de sus cualidades gustativas, se funde, de forma que el corte del cuchillo resulta más limpio y la sutileza de su variedad de sabores permite descubrir multitud de matices. Su color, olor, textura y jugosidad estimulan particularmente el sentido del gusto. Además, las diferentes partes del jamón aportan sabores diferentes que varían desde matices de frutos secos a regusto fuerte y picante.

El jamón ibérico debe presentarse al corte en lonchas finas y de tamaño medio, con algo de grasa intramuscular que lo hace más jugoso. Es mejor tomarlo solo o con un poco de pan. Resulta ideal el maridaje con vino, que realza particularmente su sabor. Los tintos, blancos, finos y manzanillas resultan especialmente recomendables.

No hay que olvidar que una vez consumido también se aprovecha el hueso del jamón ibérico, que enriquece la elaboración de caldos. Simplemente añadir un trozo de 5 a 10 cm de longitud durante la cocción.

 

TORTILLA DE PATATAS CON JAMÓN IBÉRICO

20140617_204611

 

Ingredientes:
Loncheados de Jamón Ibérico de bellota
 
de Iberisty
2 Kilos de patatas ecológicas de la huerta
Pasas de Frigiliana y hojas de endivias
Aceite de Oliva Virgen Extra
6 huevos ecológicos
Sal

Preparación:
Primeramente, trocear, lavar y condimentar las patatas ecológicas de la huerta para freirlas en una sartén a medio fuego con Aceite de Oliva Virgen Extra. Batir los huevos y echarlos mezclarlos con las patatas una vez fritas y escurridas de aceite. Cortar en lonchas el jamón ibérico de bellota de pata negra. Preparar el plato como se muestra y a disfrutar.

¿QUE ES EL LOMO EMBUCHADO?

El lomo embuchado es una de las piezas más nobles del cerdo ibérico. Para su elaboración, se seleccionan las mejores materias primas, se procede a limpiar de grasa el lomo y se adoba con ingredientes naturales (sal, pimentón, ajo), para seguidamente proceder artesanalmente a su embuchado en tripa. Una vez oreado, las piezas se cuelgan en secaderos naturales en semipenumbra, donde se produce lentamente el proceso de curación.

El embutido curado que se obtiene presenta al corte un aspecto veteado, con una gama de matices de sabor y aroma inconfundibles, jugoso, suave y delicado que lo hace inconfundible, no dejando indiferente al paladar, lo que lo convierten en uno de los productos ibéricos más preciados.

El lomo embuchado presenta como particularidad nutricional su alto contenido en proteínas (entorno al 50% del peso), frente a tan solo un 8% de grasas.

Su consumo no necesita preparación adicional. Se corta directamente en finas lonchas con las que preparar raciones y tapas exquisitas.