HABAS CON JAMÓN IBÉRICO

habas_con_jamonUna auténtica delicia, se sirve como entrante estrella en cualquier restaurante. La facilidad a la hora de realizar esta receta y del poco tiempo que nos llevará el realizarla junto con el excelente resultado, son algunas de las ventajas por la que familia e invitados quedaran totalmente satisfechos.

Para conseguir las habas, uno de los ingredientes estrella de esta receta, podemos optar por adquirirlas frescas, secas (en este caso habría que ponerlas en remojo la noche antes para que nos queden lo suficientemente blanditas) o envasadas en botes con aceite de oliva.

Los ingredientes (2 personas)

– 1 bote (300 gr en escurrido) de habitas baby en aceite de oliva virgen extra.
– 1 cebolla.
– 1 diente de ajo.
– sal.
– 2 huevos.
– Aceite de oliva virgen extra.
– 200 gr de jamón ibérico.

La elaboración.

Empezaremos poniendo los huevos a cocer durante 10-12 minutos, hasta que quede n duros. Acto seguido abriremos el bote de habitas ya cocidas y enjuagaremos con agua fría.

Cogemos una sartén y echaremos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra, picamos muy finamente el ajo y la cebolla, y rehogaremos  a fuego lento en la sartén. Le echamos una pizca de sal.

Cuando la cebolla este transparente saltearemos las habitas durante 2-3 minutos, se añade el jamón ibérico (si es pata negra mucho mejor!!!) ya sea a taquitos o a trocitos pequeños y se remueve durante otros 2-3 minutos hasta que se vean que están tiernas y hechas.

Finalmente emplataremos y picaremos el huevo duro por encima.

Anuncios

TAPAS DE JAMÓN IBÉRICO VARIADAS Y FÁCILES DE PREPARAR.

CapturaIngredientes para 2 personas:

  • Media barra de pan de leña.
  • 150 gr. de jamón ibérico.
  • 50 gr. de queso de untar.
  • 2 huevos de codorniz.
  • 2 lonchas de salmón.
  • 1 tomate maduro.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Perejil

Preparación

Lavar el tomate y rallarlo sobre un recipiente. Echar sal, pimienta, perejil y un chorrito de aceite de oliva. En otro recipiente, picamos un diente de ajo muy pequeñito y lo mezclamos con el queso de untar.

El siguiente paso es cortar 6 rebanadas de pan. Las tostamos en el horno durante 4 minutos, y sobre 2 rebanadas, ponemos una buena capa de la mezcla de queso y ajo. Enrollamos las láminas de salmón y las  colocamos en el centro. Por ultimo enrollamos 8 láminas de jamón ibérico y  colocamos 2 en cada pincho, a los costados del salmón. Primera tapa acabada.

Ahora, sobre 4 panes, poner un poco de la mezcla de tomate rallado. Cubrimos 2 con 4 lonchitas de jamón ibérico. Acto seguido picamos finamente el resto del jamón ibérico y cubrimos los otros 2 panes. Por último freímos los huevos de codorniz y los colocamos encima. Y ya tenemos nuestras 3 tapas listas en menos de 10 minutos. ¡A comer!

CÓMO CONSERVAR EL JAMÓN UNA VEZ LONCHEADO

plato jamon ib bell2

Es importante de cara a conservar adecuadamente el jamón ibérico una vez loncheado considerar diversos factores que repercuten directamente en su calidad, aroma y sabor.

Por una parte tenemos la pieza de jamón, en la que una vez finalizado el corte debemos cubrir la superficie expuesta por dicho corte con la propia grasa del jamón, para lo cual debemos reservar algunos trozos gruesos de corteza y tocino limpios con los que cubriremos la zona. Una vez protegido de este modo, es suficiente cubrirlo con un paño limpio y mantenerlo en un lugar fresco y seco.

Para disfrutar de las mejores cualidades del jamón, lo mejor es cortar sólo lo que se va a consumir en el momento, pero si esto no fuese posible, hay algunas técnicas y consejos que permiten conservar este jamón ya loncheado como si estuviera recién cortado.

¿QUÉ HACER CON EL JAMÓN IBÉRICO YA CORTADO?

Como decíamos, lo más recomendable es no cortar más de lo que se va a consumir, pero dado el caso, lo mejor es quitarlo del plato y pasarlo a film transparente, de forma que quede perfectamente envuelto y cerrado, y la continuación conservarlo en el frigorífico, donde pude aguantar bien unos días. Antes de volver a emplatarlo lo sacamos del frigorífico, lo dejamos a temperatura ambiente sin quitarle el envoltorio y luego emplatamos. De esta forma tendremos el mismo sabor y aroma que en el primer corte.

¿Y EL JAMÓN ENVASADO AL VACÍO?

El jamón loncheado y envasado al vacío nos permite disfrutar de un buen jamón ibérico de forma rápida y casi en cualquier lugar. Con estos estuches dispones del embutido cortado en finas lonchas listas para consumir.

Pero si no consumes el estuche completo una vez abierto, el proceso de oxidación es rápido, por lo que es importante que adquieras estuches con pequeñas cantidades ajustadas al consumo previsto. Si no consumimos todo el paquete, procederemos con el en caso anterior, envolviendo las lonchas en film transparente y guardándolas en el frigorífico.